Concordia: Por primera vez una mujer ingresa al área de recolección de residuos


El Intendente Cresto se reunió con los nuevos Operarios y Choferes del servicio de Recolección de Residuos de la Municipalidad, que ingresaron a través de Concurso Público y tras ser evaluados entre más de cien aspirantes. La particularidad es que la modalidad de ingreso en forma transparente que instrumentó la gestión local, permitió a una mujer que ingrese a un área que generalmente se cree es sólo para hombres. Solange Zanandrea será la primera Operaria del Servicio en toda la provincia de Entre Ríos.

“Me enteré del Concurso por las redes sociales, y cuando vine a anotarme, el primer día que llegué que era un lunes, había una cola larguísima de sólo hombres. Cuando llegó mi turno para anotarme le pregunté si estaba seguro que podía anotarme, porque eran sólo hombres”, cuenta Solange Zanandrea, quien desde esta semana es Operaria en el Servicio de Recolección de Residuos de la Municipalidad.

Solange ingresa al Municipio a través del Concurso Público que convocó el Presidente Municipal para cubrir los cargos necesarios para reforzar y mejorar el servicio. Se anotaron más de 100 jóvenes de la ciudad, quienes realizaron el curso y participaron de las distintas instancias de evaluación. Solange logró un buen nivel en el orden de mérito y de esta forma ingresa a la “familia municipal”.

“Yo no tengo parientes ni contactos acá adentro de la Municipalidad”, continúa contando la joven. “Todo lo que logré es porque hice mi mejor esfuerzo, entonces tener esta oportunidad que dio el Intendente, de que se hagan concursos para ingresar y que beneficia a todos los jóvenes es muy buena”, porque permite “igualdad para todos”, sostiene.

Esfuerzo y voluntad

No fue fácil, dice Solange. Nerviosa y emocionada por acceder a un empleo formal luego de un gran esfuerzo, continúa contando que al principio “no tenía muchas expectativas”. Es que luego de inscribirse y presentar la documentación, comenzó a realizar el curso “ingreso al salón y era la única mujer en el grupo, porque había otras chicas anotadas pero que cursaban y rendían en otros horarios”.

Venció sus temores iniciales. Venció los prejuicios de que por ser mujer no podía acceder a este puesto de trabajo y los prejuicios de que por no tener vinculación con el Municipio no iba a resultar beneficiada. “Me preparé mucho, estudié mucho, asistí a todas las actividades y puse mi mejor empeño, pero no tenía muchas expectativas porque al ver tantos hombres pensé que no iba a ingresar”, reconoce.

“Cuando me llamaron para avisarme que había quedado no lo podía creer”, dice. “Es una responsabilidad y un orgullo. No lo conocía al Intendente, y lo que dijo es muy importante, tenemos que hacer nuestro mayor esfuerzo para beneficio de toda la ciudad. Mi objetivo es ese, hacer bien mi trabajo, rendir y dar lo mejor para la Municipalidad y para la ciudadanía”, dice.

Con tecnología de Blogger.