Empleado del hospital Heras agredio a una medica embarazada de 8 meses

Una médica de guardia en el hospital Felipe Heras, que estaba embarazada de 8 meses, fue agredida por un irascible sujeto de apellido Cabrera, empleado del mismo hospital, en la guardia del nosocomio porque pedía con insultos que atendieran a su hijo de 5 años. La profesional intentó tranquilizarlo y como respuesta recibió epítetos varios y una patada a una camilla que terminó golpeándola en el abdomen y como consecuencia del golpe recibido casi pierde el embarazo.


Sobre lo ocurrido, la doctora Manuela Ramos, dijo a cronistas de EL SOL que “fue un episodio de violencia que ocurrió el día 21 de mayo en la guardia que comenzó cuando yo ingreso a las ocho de la mañana a tomar el servicio de guardia, alrededor de la ocho y cuarto, allí escucho golpes en la sala de espera, una enfermera me llama porque un hombre de apellido Cabrera, de unos 30 años y que es empleado del hospital, estaba violento, ya había tenido problemas con los enfermeros y cuando me dirijo a la guardia el hombre comienza a insultar porque no se lo atendían, este hombre trabaja en el hospital con antecedentes de violencia con otros compañeros, o sea que acá los chicos ya lo conocen”.

“Este hombre comenzó a insultar -dijo la médica- comenzó a golpear las puertas a patadas, yo le pedí que se tranquilizara porque su hijo de 5 años ya había sido evaluado por el servicio de enfermería anteriormente y el nene no padecía signos de gravedad ninguna, estaba con los signos vitales bien, y cuando se le pide que se tranquilice y que yo le iba a atender a su hijo porque así no se podía, siguió insultando, entonces llamo a los enfermeros para contener la situación porque este hombre estaba desbordado, y cuando me siento en una camilla donde siempre tomo los datos, en eso el hombre agarra a su hijo y lo alza, le pega una patada a otra camilla que me impacta en la panza a mi que estoy embarazada de 8 meses y, cuando se estaba retirando, baja a su hijo y regresa como para pegarme, en eso es contenido por los chicos y el doctor Salas Mora que es el jefe de guardia”, aseveró.

Más adelante, la profesional indicó que “mientras yo me quedé en ese consultorio porque me empecé a sentir mal, le pido a uno de los enfermeros que me tome la presión y estaba con un pico de 18-11, el doctor Salas Mora retira a este hombre a otro consultorio, le evalúa el hijo, no tenía absolutamente nada, no le da medicación, no le da certificado de nada porque yo vi en una nota que se le había dado medicación porque el nene ya estaba bajo un tratamiento el cual seguía y no era necesaria otra medicación. Ahí con un pico de presión me fui al hospital Masvernat, me evalúa el equipo de ginecología y me da reposo y ahí empecé con la presión descontrolada y el día 8 de junio hice dos pico de presión con foco neurológico que sí o sí tenía que urgente ir a una cesárea por la peligrosidad para mi en ese momento como para mi bebé”, relató.

“El bebé nació prematuro y estuvo casi 10 días en el servicio de neonatología del Sogín”, dijo la médica, quien del mismo modo agregó: “por suerte hoy estoy bien, mi bebé ya fue dado de alta, él ya tiene dos semanas, yo estoy mejorando todos los días, todo esta muy bien controlado y muy bien llevado el tratamiento, afortunadamente ya estamos en casa con los controles que corresponden”.

Respecto si pidió que se sancione al empleado o que se le inicie algún sumario administrativo, la médica respondió que: “yo con respecto a eso no entiendo mucho pero que se haga lo que sea necesario, ya se radicó la denuncia en la Comisaría Primera, a esto lo lleva el Dr. Eduardo Estevez, pero tengo la solidaridad y el apoyo del director del hospital el señor Adolfo Libardoni, del Dr. Mario Imaz, de la Dra. Velázquez como ministra de salud; y de todo el personal de guardia del hospital”.

Por último, aseveró que “tengo miedo de encontrarme con él, no solamente porque soy mujer sino porque además estoy en total desigualdad de condiciones -dijo y agregó- estos tipos de episodios aunque no tan extremos, no son aislados y redundan en una constante en una guardia de este tipo”, concluyó.

Con tecnología de Blogger.