El consejo de administración de la cooperativa eléctrica: la máquina de impedir


Dice el título de la nota enviada a 7Paginas, desde la Lista Celeste, la que luego expresa,  queremos comunicar lo que ha sucedido respecto de la presentación de listas para aclarar algunos aspectos. Como primera medida, y a fin de poder conocer los asociados habilitados para la renovación de autoridades, el día 10 de julio se solicitaron los padrones, petición que fue recibida a las 11.35 por la Sra. Estela Pezzarini, lo que fue reiterado con el pedido de los formularios para la aceptación de cargos de las listas que se instruyen en la convocatoria que se publicó el día 10 de julio en el diario El Heraldo.

Ese mismo día se nos respondió que solo “…tienen acceso a los padrones los apoderados de las listas que se hayan “presentado” en tiempo y forma.”

Aquí aparece un primer impedimento, ¿cómo podemos saber si las personas que proponemos como delegados integran el padrón? Debemos adivinar y arriesgar a que nos impugnen muchos de los delegados propuestos.  Queremos aclarar que presentar una lista para la Cooperativa Eléctrica, cumplimiento mediante de un estatuto bastante intrincado, representa coordinar y buscar alrededor de 25 delegados por distrito, con 12 distritos, lo que totaliza alrededor de 300 personas.

El día 17 de julio recibimos una nota del Consejo de Administración firmada por su prosecretaria, Hilda Racedo, dónde manifestó, entre otras cosas, que los padrones estarían disponibles de forma inmediata en la sede de calle Urquiza al 600, los días hábiles en el horario de 9 a 12 horas. Lo expresado en esta nota no fue cumplimentado y el día 24 de julio, un día antes del cierre para la presentación de listas, en forma conjunta con la otra lista opositora reiteramos la solicitud. Es decir que nunca contamos con el padrón de socios habilitados para presentar la lista.

Luego de presentar la lista CELESTE el día 25 de julio, reiteramos nuevamente el día 27 de julio la solicitud de los padrones y expresamos que contar con el padrón era de vital importancia para controlar no solo la presentación propia sino la de las otras dos presentadas, opción que por estatuto podemos ejercer pero que nos fue vedada.

Solo nos entregaron un listado de socios, desactualizado, en por lo menos diez años, en los domicilios de los medidores de dónde se verifica el distrito al que pertenece, no depurado por deudas al 30 de junio ni ordenado por distrito, es decir, no era el padrón que habilita a la votación.

Es así que hubo múltiples errores en la primera presentación: entre los delegados impugnados por deudas, una gran proporción de ellos tenían deudas prescriptas hace años, como por ejemplo un asociado con $1 de deuda que databa del año 2001, así como otras personas que debían certificar firmas, entre otras cuestiones. Todas ellas fueron subsanadas en la segunda presentación.

Actualmente estamos esperando nuevas impugnaciones a la segunda presentación. La lista Celeste está dispuesta a hacer todo lo posible para que los asociados puedan participar de las elecciones que hace más de 15 años no se producen.


Con tecnología de Blogger.