Entrega de motocarros: “es un cambio de vida para nosotros y para los caballos”


Así lo sostienen los carreros que recibieron de mano del intendente Enrique Cresto las llaves de los primeros diez motocarros en el marco del Programa de Erradicación de la Tracción A Sangre (TAS) que lleva adelante la Municipalidad de Concordia, en un trabajo conjunto con el Concejo Deliberante e instituciones proteccionistas de la ciudad.

Oscar Altamirano fue uno de los primeros que decidió dar este paso tan importante y de alguna manera, con su ejemplo, fue marcándole el camino a otros que quizás estaban dudando de la decisión. Fue y entregó su caballo en adopción, el cuál desde hace varias semanas descansa en un campo vecino mientras él se capacitó y recibió su nueva herramienta de trabajo.

“La emoción es grande”, afirmó. “Estamos muy contentos porque llegó el día de recibir el motovehículo que nos va a cambiar la vida”, dijo sintiendo que “estamos dando un paso adelante por eso aliento a los compañeros carreros a que puedan llegar adonde nosotros hemos llegado”.

Claudia Ojeda acompañó a su esposo a recibir el motocarro y una vez que tuvieron la llave en mano, se abrazaron y lloraron. “Hace años que veníamos esperando poder tener un motocarro y ahora lo logramos. Estamos muy contentos y agradecidos”, expresó remarcando que el caballo con el que ellos venían trabajando “ya tiene sus años porque crió a nuestros hijos y nos hizo crecer a nosotros porque lo tenemos desde que estamos juntos con mi marido, desde que éramos jóvenes”.

“Estamos agradecidos a todos porque podemos empezar un camino nuevo”, dijo Roque Orlando Briozo, mientras terminaba de acomodarse en su motocarro y empezar a recorrer las calles de la ciudad para realizar su trabajo. “Nos costó dejar el caballo porque críamos a nuestros gurises con los bichos pero entendemos que es mejor para el animal y para nosotros”, agregó.

Juan Antonio Márquez, otro de los recolectores informales, no dudó en afirmar que esto “es un cambio de vida para la familia y para todos nosotros que estamos en esto” destacando la importancia que tenía el caballo para ellos ya que “lo tuvimos desde chico, siempre trabajamos con él pero ya sabemos que donde vayan van a estar mucho mejor”.

A modo de mensaje para aquellos que todavía no tomaron la decisión, este vecino que se acercó a la Municipalidad para ser parte del Programa de Erradicación de TAS, dijo que “no duden en hacer el cambio porque es importante para todos los que integramos la familia de los carros”.

Con tecnología de Blogger.