Industriales entrerrianos ven un escenario complicado


La comisión directiva de la Unión Industrial de Entre Ríos (Uier), se reunió este viernes por la mañana y analizó la realidad de las distintas cadenas de valor de la provincia. La situación es “delicada y complicada” y demanda “soluciones ya”, dijo el titular de la entidad, Leandro Garciandía. Aseguró también que el financiamiento blando para capital de trabajo comprometido por el Gobierno nacional no está disponible en la provincia y que la opción por las exportaciones para apalancar el crecimiento que propone la administración Macri tendrá dispar suerte en las industrias entrerrianas

"El encuentro de Comisión Directiva era para ponernos al día con todas las actividades que lleva adelante la Uier y analizar la situación de cada sector, que es claramente muy delicada y complicada”, indicó Garciandía.

El escenario “se viene complicando a medida que pasa el tiempo. Tuvimos un buen comienzo de año, razonable. Pero a partir de que se inició la turbulencia, comenzó a complicarse”, narró.

El dirigente fabril remarcó que junio tuvo una caída de la industria del 8,1% en promedio, pero hubo sectores donde la merma llegó al 15 y al 20%. De las cadenas de valor entrerrianas afectadas, resaltó lo que está pasando con el arroz, donde la devaluación favorece las exportaciones, pero la coyuntura lo toma “sin capital de trabajo” como para poder aprovechar el escenario. Lo mismo ocurre con el citrus.

Algo distinto ocurre con los sectores avícola, porcino y de producción de alimentos balanceados, donde las industrias vieron cómo sus insumos, que se cotizan en dólares, aumentaron y el precio de sus productos “está en pesos y no pudieron trasladar todo el impacto de la devaluación”, comentó.

Además, puntualizó que las tasas de interés que está teniendo que soportar el sector en los bancos ronda entre el 50 y el 60% y señaló que las tasas subsidiadas para capital de trabajo al 29%, que fueron anunciadas por el Gobierno nacional a través del Ministro de Producción Dante Sica “por lo menos en Entre Ríos no las estamos viendo”. “No sé si es por problemas de comunicación de los bancos, pero no estamos pudiendo lograr esos créditos”, agregó.

Entonces “es como que las oportunidades pasan y no se le puede dar continuidad al negocio”, reflexionó.

Garciandía precisó que, hasta el momento, no se ha producido una interrupción de la cadena de pagos pero se ha verificado un “deslizamiento de los plazos muy fuerte”. “Entre el margen de rentabilidad cada vez más bajo y que no hay financiamiento de capital de trabajo, la situación se torna muy seria y muy demandante de soluciones ya, de corto plazo”, reclamó.

El titular de la Uier realzó el hecho de que a nivel nacional, la industria ha perdido “20 mil puestos de trabajo, pero el empresario entrerriano se la está aguantando. Aquí no hubo despidos por racionalización, achique de estructura o cierre de empresas. Sí se están adelantando vacaciones o realizando suspensiones, pero no despidos”.

Por otro lado, reclamó que se tomen medidas para “desburocratizar el Estado”. Como ejemplo, citó que la cadena avícola tiene inversiones hechas en granjas que no han comenzado a funcionar por falta de habilitaciones. “Hay galpones construidos hace seis meses y no producen”, subrayó.

El empresario manifestó que existe una realidad “acuciante y muy seria. Este segundo semestre será muy duro, muy, muy duro. De acuerdo a reuniones que tuvimos con Sica esta semana en la UIA (Unión Industrial Argentina), ellos (por el Gobierno nacional) creen que la situación estará mejorando hacia fin de año y que el 2019 tendrá un crecimiento moderado, del orden al 2,5/3 por ciento, pero mientras tanto hay que llegar a fin de año”.

“La estrategia del Gobierno nacional es, a partir de tener un tipo de cambio más competitivo,  incentivar las exportaciones y para eso está lanzando una cantidad de herramientas, que todavía no las vemos en la práctica en el mercado”, señaló.

Dentro de los aspectos positivos de las medidas de la administración de Mauricio Macri, rescató la ventanilla única para exportar para Pymes, que simplifica el proceso administrativo para que una pequeña o mediana empresa pueda acceder a mercados en el exterior.

También puso el acento en las gestiones que hizo el Gobernador Gustavo Bordet, quien logró líneas de financiación por hasta 150 mil dólares para prefinanciar exportaciones de pymes.

“Claramente se busca que el país se haga de dólares a través del intercambio comercial”, reseñó.

Por último, insistió: “Existe una situación económica – financiera de muchas industrias muy delicada. A pesar de que se hayan generado condiciones para exportar, a algunos sectores les va a costar, otros se han acomodado rápidamente”. APF

Con tecnología de Blogger.