La UIF pidió reabrir la causa contra los Kirchner por enriquecimiento ilícito que había cerrado Norberto Oyarbide


La Unidad de Información Financiera (UIF) pidió hoy desarchivar la causa que investigó el patrimonio de los Kirchner por presunto enriquecimiento ilícito. El exmatrimonio presidencial había sido sobreseído por Norberto Oyarbide en diciembre de 2009. El organismo antilavado ahora requirió a la Justicia la reapertura del caso por "cosa juzgada írrita", o fraudulenta.

El pedido de reapertura fue presentado hoy frente al juez Marcelo Martínez De Giorgi , a raíz de las declaraciones que hizo Oyarbide cuando dijo publicamente que "le apretaron el cogote" para que "sacara las causas de los Kirchner". La UIF, además, pidió ser querellante del caso, confirmaron fuentes oficiales a LA NACION.

"Si Oyarbide está planteando que cerró un expediente por una presión, podría estar reconociendo un prevaricato propio. En ese caso tendría que investigarse primero la actitud del exjuez. Si se confirma que eso ocurrió, recién después podrían revisarse las sentencias que se emitieron bajo ese esquema fraudulento", señalaron fuentes judiciales al tanto del pedido de la UIF. El requerimiento del organismo antilavado fue presentado en el juzgado de De Giorgi porque es quien subroga la vacante que dejó Oyarbide.

El caso
La vieja investigación por enriquecimiento ilícito contra Néstor y Cristina Kirchner abarcó hasta el año 2008. En ese período, el patrimonio del matrimonio presidencial había aumentado un 158%, con la compra de hoteles y propiedades. Pero Oyarbide, tras ordenar un peritaje contable, consideró que el crecimiento económico quedaba "justificado" y dictó un sobreseimiento.

Ayer, el exjuez revolucionó los tribunales con sus manifestaciones públicas. Tras brindar declaración indagatoria -donde no está obligado a decir la verdad-, Oyarbide dijo a la salida de los tribunales: "Expliqué con todo cuidado el sobreseimiento a los Kirchner [por enriquecimiento ilícito en 2009] y todo el humor social que a partir de ahí nació", dijo, y remató: "Expliqué quiénes me apretaban el cogote para que sacara las causas de los Kirchner".

Sentado en el juzgado de Claudio Bonadio , el exjuez federal había responsabilizado por los presuntos aprietes al exespía Jaime Stiuso y al auditor de la AGN por el PJ Javier Fernández.

"Yo mencioné que para la obtención de aquella famosa resolución de enriquecimiento ilícito [que vinculaba a los Kirchner] hablé con Javier Fernández y con Jaime Stiuso", reconoció hoy Oyarbide en declaraciones a Radio 10. Y agregó: "En realidad ellos eran empleados de una personas que era sí de quien emanaban todas las responsabilidades y es la persona que falleció, el esposo de la Presidenta (sic)". Tras el revuelo que generaron sus dichos, hoy Oyarbide regresó a los tribunales para ampliar su declaración.


Con tecnología de Blogger.