Compactación: cuidado ambiental y apoyo a iniciativas ciudadanas


El Municipio firmó los respectivos convenios con las instituciones de Concordia que a través del Programa Nacional de Compactación permite avanzar en resolver una problemática ambiental al tiempo que se genera un beneficio directo a diversas instituciones.

"El primer objetivo, es ordenar los vehículos que están transitando en la ciudad. Que tengan toda su documentación en orden. De acuerdo a la legislación vigente, los vehículos que no son retirados en un tiempo prudencial entran en el proceso de compactación, y estamos en esta etapa", señaló al respecto el Secretario de Gobierno, Alfredo Francolini. "Son más de 900 motos las que van a ser compactadas, que debido al estado de las mismas en muchos de los casos y lo que representa el almacenarlas durante mucho tiempo, terminan generando un problema ambiental", indicó.

Por eso, sostuvo, la importancia de este programa nacional que "genera un beneficio directo a muchas instituciones de la ciudad, que por iniciativa del Intendente Enrique Cresto, se decidió que una cantidad de motos vayan al Centro de Formación Profesional N° 2, convirtiéndose en un elemento educativo, porque justamente están destinadas a la capacitación de los alumnos allí, dado que las utilizarán para las prácticas que realizan en lo que es reparación de motos", explicó.

Por otro lado, las motos que se compactan generan un ingreso económico que será destinado en forma directa a la Iglesia Cristiana Santuario Internacional, beneficiando a través de ella al programa Hogar "Nacer de Nuevo", entre otros proyectos solidarios que se llevan adelante en la ciudad.

En este sentido, Ramiro Dominguez, integrante del Centro de Formación Profesional N° 2, comentó que "vinimos con la rectora de la Institución, María Rosario Vidal, a recibir el aporte de la Municipalidad, que son ocho motos que están previstas para uso didáctico dentro de la institución. El año pasado hubo un aporte similar, que permite a los alumnos desarmar las motos, reparar los motores, volver a desarmarlos y confirmar que realmente funcione el vehículo", explicó. "Nosotros queremos recalcar que son para uso didáctico, quedan dentro del taller, no es para uso en la calle", dijo. "Queremos agradecer al Intendente Enrique Cresto y a toda la ciudadanía de Concordia por este aporte", agregó.

Por su parte, el Pastor Ladislao Casco, representante de la Iglesia Cristiana Santuario Internacional, precisó que "lo que se va a estar recaudando de esta compactación, va a estar destinado a Nacer de Nuevo, que es el centro de ayuda en adicciones que la iglesia brinda a toda la comunidad. Hay un proyecto de una huerta comunitaria, son alrededor de 40 familias las que estamos atendiendo hoy, y hay muchas necesidades, de alimento, de ropa, de calzado, en la parte eléctrica del Hogar, a lo que esta contribución va a ayudar mucho en lo que está haciendo falta".

"Hace tiempo habíamos solicitado una ayuda, el proyecto Nacer de Nuevo fue declarado de interés provincial y creemos que esto también ayudó un poco a que estos fondos vengan destinado a esta propuesta", señaló Casco.

Este es el segundo año consecutivo en que este programa nacional de compactación llega a Concordia, a partir de las gestiones que el Intendente Enrique Cresto realizó, atendiendo a la importancia de lo que representa para la ciudad. Acompañaron el acto de la firma de los convenios, los jueces de falta Valeria Armanazqui y Sebastian Bahler, los directores de la Central de Tránsito Walter Baez y Luis Altamirano, el Director del Centro de Fortalecimiento Social Gustavo Cánova, entre otros.


Con tecnología de Blogger.