Concordia: Avanzan las obras del Programa Municipal de Desarrollo Barrial


En la semana se realizaron importantes avances en el Programa de Desarrollo Barrial que ejecuta el gobierno local. A través del mismo y articulando los trabajos de distintas áreas de las Secretarías de Obras Públicas, de Servicios Públicos y de Desarrollo Humano, junto a las organizaciones vecinalistas, el intendente Enrique Cresto impulsa la realización de obras en cada uno de los más de cien barrios concordienses.

Uno de los proyectos más importantes y que en el inicio de la semana mostró avances importantes es la pavimentación de 85 cuadras en los barrios Pompeya, Universidad, Simón Bolívar y Centenario, con una inversión superior a los 60 millones de pesos. Estas obras se realizan en conjunto entre Municipio y Provincia, y además de la propia obra de asfaltado los trabajos incluyen tareas de saneamiento de las redes de cloacas y agua, con el objetivo de que una vez concluida la pavimentación no haya problemas en la zona.

En cada barrio, plazas LED

Un importante desafío es el que anunció el Intendente Cresto cuando presentó el programa Concordia Ciudad LED, hace algo más de un año, en el cual confluyen los acuerdos a los que el municipio arribó con EPER y con el Gobierno Nacional, y la asignación de recursos propios. Desde entonces a hoy se realizó el traspaso de la luminaria pública de sodio a la nueva tecnología LED en los accesos a la ciudad, el microcentro y las principales arterias de los circuitos turísticos.

También se instaló LED en Carretera La Cruz y Bvard. Chacabuco en la zona sur, esta semana en Avda. Pte. Illia, y también en distintas plazas de la ciudad. "Cada barrio de Concordia va a tener su plaza principal con luminarias LED", les dijo a principios de año el presidente municipal a los vecinalistas y dirigentes barriales en una reunión en la que proyectó entonces el trabajo que se está realizando. Este trabajo es acompañado con las tareas de arreglos y recuperación de juegos y bancos y puesta en valor de los espacios públicos, aquellos lugares donde el vecino se encuentra con el otro, donde los chicos juegan y crecen y se consolida el sentido de comunidad.

La plaza del barrio Capricornio es la última que se sumó días atrás a la larga docena de plazas, plazoletas y espacios públicos que en distintos puntos de la ciudad ya cuentan con esta tecnología. Además de la mejor iluminación, lo que ayuda a mejorar los niveles de seguridad, la relevancia de este programa radica en la progresiva disminución del consumo eléctrico que generará, con lo que se podrá continuar con la reducción de las Tasas de Alumbrado Público, que es uno de los objetivos que fijó el Intendente, al tiempo que es tecnología más amigable con el ambiente, convirtiendo a la ciudad en la primera de la provincia en poner en marcha un programa transformador de estas características.

Obras de infraestructura que mejoran la calidad de vida

Los trabajos que se llevan a cabo surgieron de las distintas reuniones que el Intendente mantuvo con los dirigentes vecinales, recibiendo propuestas y necesidades y definiendo prioridades de acuerdo a los recursos existentes, y los programas con financiamiento externo, como el Promeba que se ejecuta en la zona noroeste.

Allí, Humberto, un vecino del barrio Pancho Ramirez, mientras "estoy viendo cómo hacen el cordón cuneta frente a mi casa", comenta que "es algo que hace mucho tiempo estábamos esperando". Para graficar la importancia de estas obras, dice resumiendo: "ahora cuando esté terminado, vamos a poder estar más tranquilos los días de lluvia, porque antes era muy complicado transitar por acá".

“En cuestión de pocos días te cambia todo, un día tenes calle de tierra y al otro día ya tenes cordón cuneta y asfalto, esto te dignifica y te cambia la vida”, aseguró Crístina Martínez, presidente de la Comisión Vecinal del barrio. Y destacó "que el Intendente siempre nos escucha, y nos va dando soluciones a los problemas que se van presentando, se han hecho muchas mejoras y vemos como siguen trabajando".

Ramón es otro vecino del barrio. Vive allí hace 46 años, y no dudó en señalar que “estábamos esperando estas obras, son un bien para el barrio, mejoran nuestra calidad de vida, ahora vamos a estar mucho mejor.”

Con tecnología de Blogger.