“Bordet no quiere al kirchnerismo en su boleta”


Así lo percibe Barreto que apuesta a la unidad pero a la vez tramita la inscripción de Unión Ciudadana como partido. La dispersión K, diciembre y las definiciones, el presupuesto en un antes y un después.

A juzgar por lo que le tocó en 2017, el Gobernador no quiere al kirchnerismo en la boleta del peronismo oficialista que él encarna. Así lo evalúa el exdiputado nacional Jorge Barreto que el sábado pasado encabezó en Villaguay un plenario de Unión Ciudadana, nombre que llevó su lista en la interna para las legislativas del año pasado.

Tras la reforma política abreviada, que ya no incluyó el piso del 15% por ley para garantizar la integración de minorías, Barreto remarca que la decisión “ha quedado en manos del congreso partidario”. Hizo saber en este sentido que “hay alguna disposición de un grupo que quiere convocar al congreso” para que la carta orgánica del Partido Justicialista despeje las dudas y contemple la integración de las minorías sin riesgos de dobles interpretaciones como las que surgieron en 2017.

Develó que “hay congresales de dentro y de fuera del gobierno que entienden que a esto hay que resolverlo porque de otro modo es muy difícil contener a los sectores que pierden”.

En la advertencia, incluye el ejemplo de quienes eligieron al kirchnerismo en las PASO pero no votaron al oficialismo partidario en la general. “Después de la interna salimos a bancar la boleta pero mucha gente no acompañó”, remarcó quien terminó su mandato en la Cámara baja de la Nación en diciembre pasado.

“Si me baso en la historia reciente, Bordet no quiso integrar a las minorías. Mucho dependerá de los armados a nivel nacional y de las conversaciones con Nación. Rogelio Frigerio siempre impugnó la llegada de kirchneristas en las boletas del PJ”, sugirió.
La unidad de la marcha
“Somos muchos los que estamos caminando”, dijo aunque asumió la dispersión entre distintos sectores K o, más que eso, la falta de una conducción clara. Por un lado Sergio Urribarri, por el otro expresiones como La Cámpora, en otro camino el solanismo, y hacia otro rumbo agrupaciones aliadas a la gestión de Bordet como Descamisados o el partido Frente Grande, fuerza que impugnó el nombre “Unión Ciudadana” que Barreto quiere inscribir como partido. “El Frente Grande siempre es oficialista”, no dejó pasar el exdiputado.

“Todos estamos apostando a un frente electoral que sea un espacio opositor a Mauricio Macri. Son los sectores que estuvimos juntos en la marcha del lunes (en el marco del paro de estatales y docentes). Vamos a trabajar para estar juntos, intentamos recrear la confianza entre estos espacios que están sin conducción política unificada”, asumió. “Será en diciembre cuando se aclare el panorama, sepamos si hay desdoblamiento y ver qué sucede a nivel nacional”, condicionó.
Presupuesto
Aun cuando las definiciones gruesas lleguen en diciembre, para Barreto el inminente debate del presupuesto de Macri en el Congreso supone “un antes y un después” para el dirigente de Santa Elena.

“Anhelamos sinceramente que los legisladores entrerrianos, fundamentalmente del peronismo, no levanten la mano para este presupuesto que supone un ajuste durísimo”, marcó la cancha Barreto. “Será difícil sentarse a hablar de un frente opositor si algunos compañeros votan este presupuesto que es la más clara expresión de un modelo político y económico. Ojalá no sean cómplices de estas políticas”, agregó.

“Sólo con el recorte en obra pública, este presupuesto implica para Entre Ríos entre 6 mil y 9 mil puestos de trabajo menos. Sumale las pérdidas de empleo por la caída de programas nacionales en salud, en educación, en prestaciones del PAMI”, enumeró “los males” de la ley de leyes de Cambiemos.

Insistió con su argumento: “Estamos trabajando todos juntos. En nuestro paso en un frente que se referencia en Cristina y en su vuelta”, dijo y lamentó: “Hay compañeros que no ven el peligro en Macri y sí lo ven en Cristina. Recién en diciembre vamos a tener más claridad”.
Página Política

Con tecnología de Blogger.