Citricultores de la región viajaron a USA para ver los efectos destructivos del HLB


IMG-20180828-WA0007Una comitiva integrada por productores de Concordia y Villa del Rosario, junto a profesionales de INTA y SENASA, visitó el Departamento de Agricultura  de Estados Unidos (USDA) y diferentes zonas de Fort Pierce, estado de Florida (EE.UU.), para conocer el panorama “desolador” provocado por el HLB en las quintas cítricas.

En diálogo con Villa del Rosario Net, uno de los integrantes del contingente, el presidente de la Federación del Citrus de Entre Ríos (FeCiER), Ariel Panozzo Galmarello, manifestó que “fue un viaje programado por la Asociación de Citricultores de Concordia, del que participaron también tres ingenieros de INTA, una ingeniera de SENASA, que trabaja en relación al programa de HLB, y productores de Villa del Rosario y Concordia”.

“Estuvimos en el Departamento de Agricultura  de Estados Unidos (USDA) ubicado en la ciudad de Fort Pierce, estado de Florida, donde nos recibieron diferentes técnicos y el encargado del instituto que trabaja particularmente en lo que respecta al HLB y el manejo de la enfermedad para contrarrestar lo que ha hecho en esta zona”, contó y añadió que “también pudimos recorrer algunas quintas, galpones de empaque y charlar con productores sobre la realidad de la actividad”.

Al hacer referencia a la producción citrícola en dicho estado de Estados Unidos, el dirigente precisó que “en el 2006 tenían 260 mil hectáreas de producción citrícola y hoy tienen menos de 60 mil, y esta pérdida se debe a los efectos provocados por el HLB”. A ello agregó que “ver el panorama que tiene Florida en esta actividad es totalmente desolador. Hay quintas con plantas secas y muchas abandonadas debido a esta enfermedad y muchos galpones de empaque parados y con los carteles de venta”.

IMG-20180828-WA0020

Luego, señaló que “nos contaban productores que actualmente trabajan sólo 4 meses, cuando antes lo hacían durante todo el año como nosotros; y de 60 toneladas de fruta que sacaban por hectárea, hoy están entre 10 y 20 Tn.”. Además, expresó que “los citricultores de Florida la vienen peleando, pero el panorama es preocupante”.

En relación a los productores que decidieron continuar en la actividad, Panozzo Galmarello sostuvo que “hoy quedaron los productores grandes nada más, de entre 7 y 10 mil hectáreas, mientras que los que eran pequeños citricultores son empleados. También están aquellos que, donde antes tenían quintas, han optado por tener vacas o plantaciones de palmeras, porque esta especie de plantas para jardín se usa mucho en aquel lugar y es un buen negocio”.

Al respecto, también afirmó que “los que continúan en la citricultura utilizan solamente plantas producidas bajo cubierta, aunque a los 18 meses ya están contaminadas. Cada 15 días realizan curas para controlar al insecto vector (Diaphorina citri), pero está tan infectada la zona que igual es complicado”. “Las Universidades y el USDA están probando diferentes pies en búsqueda de una solución, pero también es muy costoso”, confió.

Consultado acerca de los nuevos conocimientos adquiridos en esta visita, el titular de la FeCiER destacó que “este viaje sirve para no cometer los mismos errores que ellos cometieron. Nosotros estamos a tiempo y no podemos descreer de la enfermedad, porque existe y destructiva”. Asimismo, remarcó que “los mismos productores de Florida nos decían que si no hubieran sido tan ‘rebeldes’ y hubiesen escuchado lo que les decían sobre el HLB, tal vez el panorama hoy sería diferente”.

IMG-20180828-WA0015

A su vez, el entrevistado aseguró que “nos deja la enseñanza que acá hay que empezar a trabajar y tomar conciencia para hacer las cosas como tenemos que hacerlas, es decir utilizar plantas sanas y certificadas y no traer material vegetal de afuera de la provincia, porque son todos riesgos que se toman y las consecuencias pueden ser como las de Florida”.

“Las tres patas importantes son el Estado, las instituciones que nuclean a los productores y los técnicos, todos somos un conjunto y todos tenemos que ser conscientes de lo destructiva que es la enfermedad”, opinó y concluyó que “no debemos perder de vista que hoy el gobierno en Florida está invirtiendo muchos millones de dólares para encontrar la solución por los errores que se cometieron y el descreimiento que hubo en su momento”.
Villa del Rosario net
   

Con tecnología de Blogger.