El Partido Humanista repudia los despidos en Agricultura Familiar


Desde el inicio de la gestión de Macri los/as trabajadores/as del Estado han sido atacadas por las políticas de ajuste: cierre de áreas, de líneas de trabajo y los tan temidos despidos. En el último tiempo, esta política ha recrudecido como efecto de un nuevo (o viejo) modelo económico que impulsa un achicamiento del Estado, y una reducción de lo que se interpreta como gasto público pero que es inversión en áreas estratégicas para el pueblo argentino, expresa la nota que el Partido Humanista envió a 7Paginas.

Nos referimos en esta oportunidad, a agricultura familiar, entre otras áreas sensibles porque conllevan vulnerabilizaciones a los derechos humanos.

Puntualmente, en Agricultura Familiar se despidieron en abril a 330 trabajadorxs. Ahora el 30 de agosto –con una profunda inestabilidad económica- se despidieron 565 trabajadores.

A esto se suman los despidos en SENASA, CAFESG e INTI (En INTI se despidieron 258 trabajadores/as en el mes de enero). 500 de esos despidos (los acaecidos el 30/08) corresponden a la Subsecretaría de Agricultura Familiar, área encargada de llevar el estado a los/as productores que más necesitan de su acompañamiento.

Estos despidos se producen en las provincias con listas realizadas por los coordinadores provinciales (muchos de los cuales tienen nula capacidad de gestión y escaso interés en la agricultura familiar).

Éstos no son los productores y exportadores de soja que ciertamente se han visto beneficiados desde que Macri llegó al gobierno. La agricultura familiar son los pequeños/as productores/as, agricultores/as familiares, campesinos/as, indígenas y son quiénes fueron golpeados por estos despidos y por otras políticas de ajuste.

El sector de la agricultura familiar es el que lleva los alimentos a la mesa de los argentinos. Y es este sector el que genera más empleo rural  para mujeres y jóvenes. Claramente no es el sector de la Sociedad Rural quién sí se ha visto.

beneficiado con la quita de retenciones y cuyo máximo representante se encuentra hoy como Ministro de Agroindustria (Etchevehere).

Los técnicos de la agricultura familiar realizaban y realizan acompañamiento en los predios, capacitaciones, fortalecimiento a organizaciones, acompañamiento para la comercialización de productos, incorporación de buenas prácticas agrícolas y de manufactura, gestión, ejecución y evaluación de proyectos, inscripción al Registro Nacional de la Agricultura Familiar (ReNAF) y al Mono tributó Social Agropecuaria (MSA).

Es importante destacar que el ReNAF se encuentra frenado como herramienta dado que se planteó un cambio en el sistema de inscripción (ahora digitalizado aunque inoperativo), mientras que el MSA directamente se dio de baja, dejando a muchos trabajadores sin tareas y a todos/as los/as agricultores familiares sin una herramienta fundamental para formalizar su economía y percibir los beneficios sociales de cualquier trabajador.

De hecho puede observarse como acción sistemática la quita de tareas, Direcciones, áreas, líneas de trabajo y de Ministerios como antesala de los despidos. Por ello, son los mismos trabajadores quiénes conforman la resistencia al achicamiento del Estado realizando, con plata de su bolsillo e ingeniando articulaciones institucionales, el trabajo en territorio y sosteniendo las políticas públicas para el sector de la agricultura familiar que cada vez se encuentra más atacado, o abandonado, que viene a ser lo mismo.

Con tecnología de Blogger.