INDEC: En Paraná se duplicó la indigencia y la pobreza afecta a la cuarta parte de la población


Según datos del INDEC, casi el 8 por ciento de la población tiene un ingreso promedio de 4 mil pesos y no llega a cubrir la canasta de indigencia. Mientras que un 23,1 por ciento no supera el umbral de la pobreza con ingresos familiares de apenas 12 mil pesos. Las cifras oficiales aún no muestran el impacto de la megadevaluación.

Pese a la promesa del gobierno de Cambiemos de erradicar la pobreza en el país, los indicadores oficiales que se conocieron este jueves muestran un aumento de la pobreza y la indigencia con respecto a diciembre de 2017, fecha de la última medición.

Según los datos del INDEC a los que accedió NOTICIAUNO, en el primer semestre de 2018 el 23,1% de las personas están por debajo de la línea de pobreza en Paraná (16,5% de los hogares).

De ese modo, la pobreza que se ubicaba en el 18,6% en diciembre de 2017, creció un 24 por ciento en los últimos seis meses.

La indigencia, en tanto, afecta al 7,5% de las personas que viven en Paraná (5,2% de los hogares). Las cifras oficiales actuales muestran un brutal crecimiento de la indigencia, que se duplicó en los últimos seis meses, al pasar del 3,7% registrado en diciembre al 7,5% en junio.

La muestra contempla la medición de las condiciones de vida la población del Gran Paraná (219.837 habitantes). De ellos, 50.784 personas son pobres y 16.488 no superan el umbral de la indigencia.

Los resultados provienen de la información de la Encuesta Permanente de Hogares y la valorización de la canasta básica alimentaria y de la canasta básica total que elabora el INDEC.

Según el informe, un cuarto de la población paranaense no tiene ingresos para cubrir la canasta de pobreza (19.435 pesos), ya que tienen ingresos promedios de 12.397 pesos mensuales.

En tanto que casi el 8 por ciento de los habitantes de Paraná no pueden adquirir la canasta básica de indigencia de $ 7.121, ya que en promedio tienen ingresos de $ 4.407 mensuales.

El empeoramiento de la tasa de pobreza verificado en los primeros seis meses del año es la consecuencia del deterioro del poder adquisitivo de la población, que afecta a las distintas fuentes de ingreso (salario del sector privado registrado, paritarias estatales, jubilaciones, Asignación Universal por Hijo), en un contexto de relativa estabilidad del mercado de trabajo.

Los datos del primer semestre de este año solo contemplan muy parcialmente el efecto de la disparada inflacionaria producto de la brusca devaluación del peso.



Incidencia de pobreza e indigencia en Paraná. Personas



Las cifras dadas a conocer por el INDEC aún no registran el impacto de la megadevaluación de los últimos meses, por lo que se estima que los indicadores serán más drásticos en la próxima medición oficial que se conocerá a principios de 2019.

En consecuencia, es posible suponer que en el semestre en curso (segunda mitad de 2018), más personas caerán en la pobreza y más pobres se hundirán en la indigencia.



Informo Noticiauno a 7Paginas

Con tecnología de Blogger.