Para Bahler, "Macri tiene el síndrome de Estocolmo"


“Todos los argentinos sabemos lo que es vivir debiéndole al FMI y todo lo que eso conlleva: exactamente lo que viene dándose desde el inicio de este gobierno nacional que, para poder sostener en el tiempo, se completa con los planes de Bullrich para militarizar las protestas” dijo el legislador

El diputado provincial Alejandro Bahler emitió declaraciones tras los dichos del Presidente Mauricio Macri, quien en la jornada de ayer sostuvo tener el deseo de que todos los argentinos “se enamoren de Lagarde”, refiriéndose a la titular del Fondo Monetario Internacional con quien se reunió ayer en Nueva York.

“El Ingeniero Macri pretende que los argentinos nos enamoremos de quienes vienen a destruir las esperanzas de todo un pueblo. Pretender que el pueblo argentino viva por años prisionero del FMI y que además se enamore de quien lo aprisiona, esquilma, destruye y arruina es de un cinismo pocas veces visto. A la impericia, la falta de ideas, el desinterés por los que más sufren y la desidia al gobernar ahora debemos sumar, por parte del mismísimo Presidente, que nos pida que nos enamoremos de quienes nos hacen y harán sufrir durante un prolongadísimo período de tiempo”, sostuvo Bahler.

“Todo lo dicho por Macri en la jornada de ayer debe preocuparnos y mucho. Decir que Caputo no tenía vocación para ejercer el cargo y que fue un gesto patriótico es no sólo lamentable sino también peligroso. Si una persona no tiene vocación para ejercer un cargo, primero no se lo invita a hacerlo, y si Caputo quería tener un gesto patriótico, sabiendo que no tenía vocación, ese gesto era no aceptar”, agregó.

El diputado provincial enfatizó que “todos los argentinos sabemos lo que es vivir debiéndole al FMI y todo lo que eso conlleva: menos escuelas, hospitales en ruinas, menos medicamentos, precarización del trabajo, bajas de sueldos y miles de desempleados, exactamente lo que viene dándose desde el inicio de este gobierno nacional que, para poder sostener en el tiempo, se completa con los planes de Bullrich para militarizar las protestas”.

“Los pueblos como el nuestro no son mansos corderos a los que se manda al matadero sin que presenten oposición. Este pueblo tiene en claro que los derechos adquiridos no deben ni pueden ser conculcados porque existen todavía hombres que no lo vamos a permitir. El paro de ayer fue una señal que dio el pueblo trabajador por intermedio de sus organizaciones sindicales, que deben ser tenidas en cuenta seriamente”, siguió Bahler.

El diputado indicó que “ha llegado el momento de sentarnos a discutir que país queremos y aunar criterios. Si, quienes estamos dispersos por culpa de una grieta alimentada diariamente por el gobierno nacional, no logramos entender que del pozo se sale hacia arriba, estamos en el camino equivocado”
Ricardo David

Con tecnología de Blogger.