A días de las elecciones, Bolsonaro estira a 10 puntos la ventaja sobre Haddad


El nacionalista Jair Bolsonaro aumentó a 31 por ciento su intención de voto y le sacó 10 puntos a su principal competidor, el izquierdista Fernando Haddad, según una encuesta a pocos días de las elecciones presidenciales brasileñas.

El sondeo de la firma Ibope, además, muestra a los dos candidatos en un empate técnico en torno de 42 por ciento para la segunda vuelta, que deberá realizarse el 28 de este mes si ningún candidato obtiene la mitad más uno de los votos este domingo.

Paralelamente, la encuesta refleja la consolidación de la polarización que viene observándose en las últimas semanas, toda vez que los dos principales postulantes registran también altas dosis de rechazo, incluso superiores a la adhesión que tienen.

Así como 31 por ciento lo votaría, 44 por ciento respondió que no elegiría de ninguna manera a Bolsonaro, candidato del Partido Social Liberal (PSL), capitán del Ejército retirado y diputado federal de 63 años.

Del mismo modo, Haddad -candidato del Partido de los Trabajadores (PT), economista y filósofo de 55 años que fue ministro de Educación (2005-2012) y alcalde de San Pablo (2013-2017)- tiene el apoyo de 21 por ciento de los brasileños y el rechazo de 38 por ciento.

Detrás de Bolsonaro y Haddad se ubican el también izquierdista Ciro Gomes, con 11 por ciento de intención de voto; el socialdemócrata Geraldo Alckmin, con ocho por ciento, y la ecologista Marina Silva, con cinco por ciento, informaron las agencias DPA y EFE.

Con esos resultados, Bolsonaro y Haddad deberán enfrentarse el 28 de este mes en segunda vuelta, para la cual el sondeo de Ibope los halló emparejados en torno de 42 por ciento de intención de voto.

La encuesta se realizó durante el último fin de semana y el primer día coincidió con masivas manifestaciones convocadas por mujeres en todo Brasil para protestar contra Bolsonaro, al que acusan de misógino, racista y homófobo.

Sin embargo, el sondeo reveló que la adhesión de las mujeres a Bolsonaro aumentó seis puntos porcentuales desde el relevamiento anterior, aunque escaló hasta 24 por ciento, bastante por debajo del promedio general de su intención de voto, según precisó la agencia ANSA.

Haddad -quien se postula en lugar del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, fundador y líder del PT que fue inhabilitado por la Justicia por estar cumpliendo una sentencia de cárcel por corrupción- atribuyó el aumento de sus índices de rechazo a ataques de sus competidores, especialmente del partido socialdemócrata.

"Hemos sufrido muchos ataques del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), algo que lejos de beneficiarlos a ellos está favoreciendo al fascismo", dijo Haddad a periodistas tras visitar un centro de investigación en salud en Río de Janeiro.

A juicio del candidato del PT, esos ataques reflejan que "una parte expresiva de la elite brasileña ha abandonado la socialdemocracia por el fascismo".

Bolsonaro, que mantuvo hoy un perfil más bajo, recibió el apoyo del influyente grupo parlamentario de los hacendados, que reúne a 261 legisladores, entre diputados y senadores.

En un comunicado divulgado por la diputada Tereza Cristina, el Frente Parlamentario de la Agricultura (FPA) anunció su "apoyo oficial" a Bolsonaro "para atender el clamor del sector productivo nacional, de los emprendedores individuales, los pequeños agricultores y los representantes de los grandes negocios".

La legisladora expresó la adhesión del grupo durante una visita que hizo esta mañana a Bolsonaro, que se repone de las heridas sufridas el 6 de septiembre pasado, cuando fue apuñalado en un acto de campaña.

Los hacendados advirtieron en su texto que la polarización causa una "gran preocupación sobre el futuro de Brasil" y se manifestaron comprometidos con "una gobernabilidad responsable y transparente en los próximos años".

"Uniremos esfuerzos para evitar que candidatos vinculados a redes de corrupción y al hundimiento de Brasil en una crisis económia vuelvan a comandar el país", subraya el comunicado.

La decisión del FPA supone una ruptura en el seno de varios partidos de centro que apoyan la candidatura presidencial de Alckmin, el aspirante del PSDB.

El estancamiento de Alckmin en las encuestas llevó incluso a militantes de su partido a anunciar su apoyo a Bolsonaro para impedir el regreso del PT al poder.

Los integrantes de la bancada de los hacendados pertenecen en su mayoría a los partidos de centro que apoyan a Alckmin y cuentan con cerca de la mitad de los votos en la Cámara de Diputados de Brasil, integrada por 513 legisladores.


Con tecnología de Blogger.