Chajarí: Monitorea la evolución del mosquito del dengue


Las tareas de control de la oviposición de las hembras de Aedes aegypti es llevada a cabo junto con la Universidad Autónoma de Entre Ríos. En la ciudad se colocaron 39 nuevas ovitrampas.

Luego del receso de invierno, se ha retomado con los informes semanales, elaborados por la UADER, que permiten conocer la actividad de oviposición de las hembras de Aedes aegypti en la ciudad.

En la semana del 1 al 8 de de octubre, de las 39 ovitrampas colocadas en toda la ciudad, se registró 1 (una) con presencia de huevos de Aedes aegypti. La ovitrampa en cuestión es la N° T2 – 7, correspondiente al Barrio Parque. Por lo cual se sugieren actividades de control y prevención en las manzanas afectadas, especialmente descacharrización.

Estas 39 nuevas ovitrampas se han instalado durante los primeros días del presente mes de octubre. Cada dispositivo fue emplazado a lo largo de 9 transectas que cubren en forma de grilla todo Chajarí, separados entre sí por 500 y 600 metros, teniendo en cuenta la capacidad dispersiva de la hembra (que no supera los 400 metros de radio) de modo de no superponer trampas y sobreestimar la abundancia del vector.

Los recambios de agua y los bajalenguas de las ovitrampas, se realizan cada 7 días para no superar el tiempo estimado en el que se cumple el ciclo de vida de estos organismos durante los meses más cálidos.

Los bajalenguas son llevados al laboratorio de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UADER Sede Chajarí, donde funciona un laboratorio de estudio en ecología de Aedes aegypti. Allí, personal observa bajo lupa la presencia de huevos y, en caso afirmativo, se cuentan los huevos de cada bajalengua.

Cabe recordar que los objetivos de estas tareas son: monitorear la actividad de oviposición de las hembras de Aedes aegypti vector del dengue, zika y chikunguya en la ciudad de Chajarí durante toda la temporada primavera, estival y otoño del período octubre 2018 – mayo 2019; estudiar la dinámica espacial mediante el análisis de las ovitrampas positivas, para localizar zonas de mayor riesgo donde realizar tareas de control del vector; analizar la dinámica temporal, a lo largo de las semanas, de Aedes aegypti mediante el monitoreo con ovitrampas con el fin detectar los momentos en los cuales la actividad de ovispostura de las hembras es mayor; y, finalmente, determinar semana a semana cuáles son las zonas prioritarias para la descacharrización exhaustiva.

Chajarí: ciudad libre de dengue

El Municipio local trabaja de manera ininterrumpida, con acciones concretas, a partir del primer caso positivo que ocurrió en febrero de 2016, realizando tareas de descacharrizado y campañas de concientización.
Es en este marco que se viene concretando, desde noviembre del 2016, este trabajo en conjunto con la Universidad Autónoma de Entre Ríos, con quienes se continúa llevando a cabo las tareas de monitoreo y prevención del dengue.
La principal medida de prevención tiene que ver con evitar que el mosquito se reproduzca, desechando y limpiando los elementos que acumulen agua en los hogares y alrededores, es decir, eliminando los criaderos del mosquito Aedes aegypti.
La eliminación sostenida de criaderos potenciales y efectivos mediante el descacharrizado, así como también el lavado y mantención saludable y responsable de los recipientes que no pueden vaciarse o eliminarse, es la estrategia adecuada y más saludable para las personas y el ambiente, para el control de la población de este mosquito y otros que habitan en esos recipientes.
Esto sólo es posible a partir de un trabajo en equipo (diferentes Áreas del Municipio y la UADER), fortaleciendo a la comunidad a través de la educación y concientización y realizando tareas concretas de limpieza y saneamiento ambiental.

Aedes Aegypti

El Aedes Aegypti, mosquito transmisor del dengue, se reproduce en lugares donde existe agua estancada y limpia. Por esta razón es importante desechar todos los objetos inservibles que estén al aire libre, en los que se pueda acumular agua de lluvia.

Siempre es conveniente evitar arrojar recipientes o residuos en lugares como patios, terrazas, calles y baldíos, en los que pueda acumularse agua, además de eliminarla de los huecos de árboles, rocas, paredes, pozos y donde pueda juntarse agua de lluvia.

También, se pide mantener tapado los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua y eliminarla de platos y porta macetas, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa.

Si los recipientes no pueden eliminarse porque se usan permanentemente debe evitarse que acumule agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o vaciándolos permanentemente (portamacetas, bebederos).

Con tecnología de Blogger.