Bordet vs. Macri: las dos caras del ordenamiento de las cuentas públicas


Un estudio privado destaca una reducción “inaudita” de la deuda pública en la gestión Bordet, en contraste con el aumento del endeudamiento nacional (duplicó su peso en los tres años de gobierno de Macri), y compara la política de ajuste nacional con el incremento de partidas del Presupuesto entrerriano 2019.

Un informe elaborado por el Centro de Estudio de Desarrollo Macroeconómico (Cedma) al que accedió NOTICIAUNO, revela que Entre Ríos registró este año una “desaceleración inaudita” del endeudamiento provincial y remarca que la tendencia se sostendrá en 2019.

En la provincia, la relación deuda pública respecto a ingresos corrientes cayó este año 14 puntos en comparación con 2015, mientras que a nivel nacional el peso de la deuda se duplicó, consigna, tras analizar la serie de endeudamiento de los últimos 4 años.

En efecto, la relación deuda pública respecto ingresos corrientes arrojará en 2018 aproximadamente una ratio del 44 por ciento, en tanto que “en 2015 dicha relación presentó el 58 por ciento”, esto es durante la última gestión de Sergio Urribarri.

Asimismo remarca que “el presupuesto provincial 2018 preveía la posibilidad de endeudarse en 6.847 millones de pesos, pero el Poder Ejecutivo solo ha tomado deuda por 600 millones de pesos”, y “para el año próximo sólo se tiene previsto solicitar autorización por un monto de 3.000 millones de pesos, lo que representa el 2,4 por ciento de los ingresos totales provinciales”.

Los datos sobre el estado de las finanzas de Entre Ríos contrastan con lo que sucede en el plano nacional: “Desde 2015 a la fecha, la deuda pública se incrementó en 120.000 millones de dólares, lo que arroja un total de 315.698 millones de dólares”, lo cual demuestra que “se duplica la relación Deuda Pública respecto a Producción Bruta Interna, al pasar de 39 por ciento de deuda pública/PBI al 87 por ciento”.

El estudio efectúa una comparación de varios ítems de relevancia contemplados en los Presupuestos nacional y provincial, que evidencian las prioridades políticas de cada gestión de gobierno.

Partiendo de considerar que ambos presupuestos (Nacional y Provincial) se encaminan a una reducción del déficit de las cuentas públicas en 2019, la diferencia sustancial está dada en que la gestión Macri apunta a alcanzar esa meta imponiendo fuertes ajustes y reducciones del gasto público en distintas áreas de la administración (a lo que se suman los exorbitantes aumentos de las tarifas de servicios públicos).

En ese marco, el informe destaca primero que en 2019 las cuentas provinciales arrojarán superávit, primario y financiero. “En materia fiscal, Entre Ríos continúa con un proceso de consolidación de sus cuentas públicas”, afirma, y puntualiza que “después de dos décadas, el presupuesto provincial 2019 presenta superávit fiscal”. En cuanto al balance financiero indica: “En términos absolutos el superávit primario (ingresos totales menos gastos totales) arroja un guarismo de 4.440 millones de pesos” y “se robustece aún más con los 420 millones de pesos de superávit financiero (ingresos totales – gastos totales – intereses de deuda)”.

Luego enfatiza que el camino hacia la misma meta impuesta por la gestión Bordet, en cambio, no tiene un correlato de ajuste en el gasto público.

En tal sentido, el estudio apunta que en materia de Obra pública, la partida “Bienes de uso” del proyecto de Presupuesto provincial 2019 “exhibe un incremento del 80,67 por ciento” respecto del corriente año.

Según el CEDMA esta asignación de fondos “demuestra la decisión política provincial de continuar y reforzar el plan de obras públicas, adquisición de bienes, maquinarias y equipos, e inversión en infraestructura”. Por su parte, “el Presupuesto nacional para el año 2019 aplica una reducción del 42 por ciento en la partida de obras públicas”, compara.

Lo mismo puede observarse en las partidas de Salud y Desarrollo Social. Mientras que en la provincia “se verifica un aumento del 45 y 80 por ciento respectivamente”, por su parte el gobierno nacional prevé en el Presupuesto 2019 “una reducción de la partida en Salud del 8 por ciento, en Asistencia Social del 20 por ciento y en Educación del 23 por ciento”.

Asimismo, las Transferencias Corrientes de la provincia (una partida de vital trascendencia dado que está compuesta por la coparticipación a los municipios y por las erogaciones que realiza el Estado sin contraprestación) “reflejan un aumento del 50,42 por ciento respecto del año anterior, en contraste con la eliminación por parte del gobierno nacional del Fondo Federal Solidario”, implementado en 2009 como política de redistribución y desarrollo en infraestructura para los municipios y eliminado recientemente.

En términos nominales, el Presupuesto provincial 2019 asigna 41.300 millones de pesos a esa partida, lo que en términos interanuales representa una suba de 14.000 millones de pesos, que beneficiará directamente a todos los Municipios entrerrianos.

Informo Noticiauno a 7Paginas



Con tecnología de Blogger.