Concordia, nuevo Código de Ordenamiento Urbano


Concordia finaliza el 2018 con un nuevo Código de Ordenamiento Urbano, que tras ser elaborado en conjunto por técnicos y especialistas de la Municipalidad, de los Colegios de Profesionales e instituciones intermedias, desde septiembre ya se encuentra en vigencia , cuando fue aprobado por el Concejo Deliberante.

“Esto comenzó en el 2015, nosotros asumíamos en el Colegio de Arquitectos y Enrique Cresto empezaba su intendencia”, señala Carlos Fernández, presidente del Colegio de Arquitectos Regional Noreste. “Tuvimos una primera reunión donde planteábamos la necesidad de actualizar el código de edificación y más que nada que el Código responda a una nueva planificación de acá a 10 o 20 años”, señaló el profesional. “Esa es la primera gran diferencia. Que hay que remarcar en este momento, el Código Urbano es parte de una planificación para las próximas décadas”, afirmó.

“Después de un largo trabajo más que nada de consenso y revisión de planes anteriores y normativas, se llega a unificar y elaborar esta ordenanza que contiene los principios fundamentales que van a regir el desarrollo físico de la ciudad de Concordia y su éjido”, indicó por su parte Marcelo Vazquez, Director de Desarrollo Urbano y Territorial de la Municipal, una de las personas que trabajó durante los últimos años en este proyecto.

Consenso, participación y planificación

Se conformó un equipo con técnico municipales de las distinats áreas, representantes de los Colegios de Profesionales y de las instituciones intermedias, que fue coordinado por la Unidad de Proyectos Estratégicos, y que durante un largo tiempo, con reuniones plenarias y discusiones de cada tema, se consensuó cuáles eran los puntos más valorables y principales”

“Es así que se comenzó una segunda etapa donde se comenzó a redactar la nueva norma, monitoreada permanente por los Colegios de Profesinales y por el Concejo Deliberante, que también formó parte de la elaboración de esta norma que está hecha para una ciudad posible, a partir de todas las cualidades, virtudes y también falencias que tiene la ciudad”, indicó Enrique De Galeano, Jefe de Planificación de la Dirección de Desarrollo Urbano y Territorial de la Municipalidad, respecto a la seriedad con la que se abordó el trabajo.

¿Para qué sirve el COU?

“Los desafíos que nos presentan las ciudades del siglo XXI son la desfragmentación urbana, el cambio climático y la conservación del patrimonio”, señaló por su parte la Secretaria de Obras Públicas, Mireya López Bernis. “Una normativa que responda a un plan que tiene que ver con los desafíos modernos, de la época actual, ese es el objetivo que fijó el Intendente Enrique Cresto”, dijo.

En este sentido, la funcionaria explicó que “una ciudad fragmentada” es la referencia a los procesos de crecimiento sin planificación, que permiten la edificación de viviendas en zonas donde llegan las obras de infraestructura necesarias para los servicios básicos (luz, agua potable, cloacas, etc), como así también la aparición de asentamientos sin la respectiva regularización.

“Una de las acciones de gobierno del Intendente Cresto es la creación del Instituto Municipal de Viviendas que tiene como uno de sus principales objetivos ir regularizando toda esa tierra urbana y también ir brindándole los servicios necesarios a los vecinos para mejorar la calidad de vida, a partir del trabajo en conjunto con otras áreas del Municipio, y en el marco de una planificación”, para así “hacer así una ciudad vivible”.

Esta decisión de gestión local, sostuvo López Bernis, se ve reforzada con el impulso de un nuevo Código Urbano que busca proyectar la ciudad para las próximas dos décadas a partir de avanzar progresivamente en la reorganización del ejido urbano y las actuales condiciones.

Concordia tiene un plan

“El cambio climático es uno de los grandes problemas de las ciudades. Y si a eso le sumamos que las ciudades crecen desorganizadamente, es muy difícil abastecer a barrios que se van desfragmentando”, observó el titular de la Regional Noreste del Colegio de Arquitectos. “La idea de este plan es ponerle un límite (a ese crecimiento desorganizado), hacer una ciudad compacta, que se densifique el área urbana, aunque igual se contemplan zonas de reserva urbana para posibles crecimientos. Eso va a permitir poder dar todos los servicios que la gente necesita para vivir bien, desde sistemas de espacios públicos de calidad, sistemas de espacios verdes, el plan de arbolado urbano que está en marcha, y todo lo que es servicios de infraestructura”, explicó.

El COU contempla las grandes obras que ya están en marcha, como la Planta de Agua o la Planta de Tratamiento de Efluentes Cloacales, e inclusive las que están proyectadas y las que son necesarias hacer, agregó Fernánez y concluyó: “Desde este momento, Concordia apunta a ese modelo de ciudad, más sustentable, compacta, resiliente, mucho mejor” que ya tiene su planificación y ordenamiento.


Con tecnología de Blogger.