Salió desde Concordia la primera exportación de arándanos a China


La empresa Berries Del Sol, con sede en Colonia Ayuí, envió este martes 720 kilos de fruta fresca al gigante asiático. Se espera que comience así un ciclo de demanda de exportaciones de la fruta local. 

Dos pallets completos partieron este lunes por la noche desde los campos que  Berries Del Sol tiene en Colonia Ayuí con destino a la ciudad de Shenzhen, que significa “Zanjas profundas” por las estructuras de riego que empleaban para el riego de arrozales, irrigados desde el Rio de las Perlas que la atraviesa, la Sillicon Valley de China, ciudad con más de 50 mil nuevos millonarios, con rascacielos de 599 metros de altura y 117 pisos. La ciudad que es sede de la empresa de celulares Huawei y ZTE y de fábricas de vehículos híbridos BYD se encuentra ubicada en la provincia de Cantón, con 12 millones de habitantes y alrededor de 50.000 millonarios entre su población.

Hacía allí van los primeros arándanos argentinos que exporta el país a China. Tras años de gestiones, hace apenas unas semanas el gigante asiático habilitó la importación de la fruta fresca y hoy comienza un ciclo que se espera tenga demanda en aumento.

 El itinerario de la fruta

El envío a cargo de la empresa Berries Del Sol consta de 2 pallets de arándanos – unos 720 kilos - de la variedad Emerald.

Según explicó Alejandro Pannunzio, representante de la empresa y presidente de la Asociación de Productores de Arándanos de la Mesopotamia Argentina (APAMA), la ruta contempla la partida desde la sede de la empresa en Concordia, Entre Ríos, hasta Ezeiza, en camión. Luego, la ruta aérea contempla escalas en Estambul y Hong Kong, y desde allí otra vez un tramo terrestre hasta Shenzhen.

Para concretar el envío, cuenta Pannunzio, la fruta fue previamente tratada según los protocolos sanitarios acordados con la autoridad sanitaria china,  “lo que implica que se reservaron algunos lotes del campo para hacer ese tratamiento específico apostando a que se abriera el mercado”, detalla. “Esos productos que se aplicaron fue posible aplicarlos por las gestiones que se hicieron un año y medio antes tratando de ampliar el uso de productos fitosanitarios en labor conjunta con SENASA”, agregó.

 Además de la previsión en materia de habilitaciones fitosanitarias, “también hubo que seguir una rutina de preparación con pasos a seguir exclusivos del envío a China, como por ejemplo destinar la fruta a una cámara de frío exclusiva para ese envío”, cuenta.

Luego de haber cargado la fruta el lunes por la medianoche en Concordia, el cargamento arribó a Ezeiza durante la mañana del martes y se embarcaron vía aérea a China durante la tarde. En esta instancia estuvieron acompañando a Pannunzio el secretario de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere, y el vicepresidente del SENASA Guillermo Rossi, junto a otras autoridades nacionales.

Durante el viaje, la fruta se conserva a cero grados y llegará a destino en 48 horas.

“Esperamos que los importadores estén conformes para que de inmediato se produzcn nuevos pedidos", concluyó Pannunzio.
Fuente: Laura Terenzano

Con tecnología de Blogger.