Charla "monitoreo de la evolución de la problemática del dengue con la metodología de ovitrampas"


La misma se realizará este jueves 29 de octubre, a partir de las 17 horas, por videoconferencia. Es organizada por el Gobierno de Chajarí y está destinada especialmente a funcionarios públicos de municipios entrerrianos.

La charla contará con la apertura del Intendente Pedro Galimberti, con exposición de funcionarios de las Secretarías de Modernización y Gestión; Ciudadanía e Inclusión; y Gobierno y Hacienda. El link de acceso a la videoconferencia es meet.jit.si/ovitrampas.

De esta manera el Municipio de Chajarí estará compartiendo su experiencia en el uso de ovitrampas para el monitoreo de la presencia del Aedes Aegypti, mosquito vector del dengue.

Las ovitrampas consisten en recipientes plásticos utilizados en programas de control donde las hembras de mosquitos colocan sus huevos. Se trata de herramientas utilizadas para monitorear poblaciones de mosquitos con fines de recolección de muestras o de vigilancia y que permiten detectar su presencia. El recipiente sólo cuenta con una bolsita de polietileno, agua limpia y un "bajalengua" de madera donde las hembras depositan sus huevos y que es retirado semanalmente para muestra y hacer el recuento. Así se puede tener conocimiento en qué sector de la ciudad se encuentra presente el mosquito para fortalecer en esa zona las tareas de descacharrizado, campañas de concientización, y demás tareas de control del vector.

El Gobierno de la ciudad de Chajarí viene utilizando esta metodología desde noviembre del 2016, trabajando en un principio con la Universidad Autónoma de Entre Ríos, a través de un convenio que surgió a partir de un proyecto presentado por la Facultad de Ciencias y Tecnología de la UADER Sede Chajarí.

Desde el presente año, el monitoreo con ovitrampas es llevado a cabo por la Dirección de Salud del Gobierno de Chajarí, contando en este momento con 51 ovitrampas ubicadas estratégicamente el diferentes puntos de la ciudad.

Los recambios de agua y los bajalenguas de las ovitrampas, se realizan cada 7 días para no superar el tiempo estimado en el que se cumple el ciclo de vida de estos organismos durante los meses más cálidos.

Los bajalenguas son llevados a un laboratorio montado en la Dirección de Salud. Allí, personal observa bajo lupa la presencia de huevos, registrando la cantidad de los mismos en cada bajalengua.

Cabe recordar que los objetivos de estas tareas son: monitorear la actividad de oviposición de las hembras de Aedes aegypti vector del dengue, zika y chikunguya en la ciudad de Chajarí durante toda la temporada primavera, estival y otoño de cada año; estudiar la dinámica espacial mediante el análisis de las ovitrampas positivas, para localizar zonas de mayor riesgo donde realizar tareas de control del vector; analizar la dinámica temporal, a lo largo de las semanas, de Aedes aegypti mediante el monitoreo con ovitrampas con el fin detectar los momentos en los cuales la actividad de ovispostura de las hembras es mayor; y, finalmente, determinar semana a semana cuáles son las zonas prioritarias para la descacharrización exhaustiva.

La principal medida de prevención tiene que ver con evitar que el mosquito se reproduzca, desechando y limpiando los elementos que acumulen agua en los hogares y alrededores.

La eliminación sostenida de criaderos potenciales y efectivos mediante el descacharrizado, así como también el lavado y mantención saludable y responsable de los recipientes que no pueden vaciarse o eliminarse, es la estrategia adecuada y más saludable para las personas y el ambiente, para el control de la población de este mosquito y otros que habitan en esos recipientes.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.