Senador Dal Molín cuestionó por "atemporal y oportunista" las críticas de Asueta sobre el desfinanciamiento de CAFESG


“Con el respeto que me merece el director de CAFESG, pregunto: ¿no le parece demasiado tarde este reclamo sobre el desfinanciamiento de este organismo? A tres meses de dejar el poder y con un nuevo gobierno en marcha, sus declaraciones suenan más a oportunismo político”, opinó Rubén Dal Molín, senador provincial y candidato a renovar por otro período en la Cámara Alta.

El legislador, recordó que “la situación, que hoy denuncia Eduardo Asueta viene desde hace mucho tiempo y están gobernando desde hace 20 años, el gobierno nacional coincide con el color político del provincial, el presidente de CAFESG es el mismo que el delegado ante la Comisión Técnica Mixta (CTM). ¿No estarán preparando el terreno para judicializar peticiones ante un nuevo gobierno, situación que no hicieron durante el suyo?”.

“Quiero recordarle al vocal Asueta la exposición que hice el 4 de octubre del año pasado, en el recinto de la Cámara de Senadores, donde señalé que CAFESG no tiene problemas de funcionamiento, pero sí fuertes problemas de financiamiento. Expresión que señalé en varias oportunidades. El financiamiento, como problema, ya fue planteado en muchas oportunidades”, señaló el legislador por el departamento Federación de Juntos por el Cambio.

Para Dal Molín, “el organismo hoy está muy lejos de ser lo que era. La necesidad de financiamiento lo vengo señalando desde hace mucho e incluso lo plantee cuando tratamos la ley de presupuesto. Claramente denota en los aportes crecientes que todos los años hace Rentas Generales para pagar los sueldos y funcionar y ese no era ni es el objetivo de este organismo. La ley 9140, establece que el organismo debía financiarse con los excedentes, no con aportes de todos los entrerrianos como es ahora”.

“Por supuesto que anhelamos volver a los años en que el organismo hacía obra pública. En 2004, el 20% de la obra pública que hizo la provincia lo financió la CAFESG. Este indicador está hoy en menos del 1%, mejor dicho, es de: 0,5%, pero lo que es peor en aquellos años el 89% era destinado a obras y el 11% para funcionar. Hoy esta ecuación se invirtió, no llega al 25% para inversión, lo demás es sueldos y cada año crece más el aporte de rentas generales para funcionar”, cuestionó Dal Molín.

Si bien el legislador dijo que coincide con los planteos de reclamos, le preguntó a Asueta “¿si no le parece a destiempo y demasiado tarde?”.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.