Por falta de quórum se cayó la sesión para autorizar los allanamientos a Cristina Kirchner


Por falta de quórum se cayó este miércoles en el Senado la sesión para tratar el pedido del juez Claudio Bonadio para allanar tres propiedades de la senadora y expresidenta Cristina Kirchner Según se había acordado en Labor Parlamentaria, la reunión debía reunir la presencia de 37 legisladores pero fracasó con 36’. También se iba a tratar el proyecto de extinción de dominio.

Al interbloque Cambiemos le faltaron dos de sus 25 miembros. No estuvieron el macrista Esteban Bullrich, de viaje en el exterior, y la fueguina Miriam Boyadjian, ausente por cuestiones de salud. En tanto, por el peronismo no K hubo una mayoría de legisladores que no bajaron al recinto.

De los 24 que componen el interbloque Argentina Federal solamente estuvieron presentes ocho: su jefe, Miguel Pichetto; Carlos Caserio, Rodolfo Urtubey, Carlos “Camau” Espínola, Dalmacio Mera, Omar Perotti, Eduardo Aguilar y Mario Pais.

Los senadores restantes fueron Cristina Fiore Viñuales, Lucila Crexell y Carlos Reutemann, del Interbloque Federal, espacio por el cual se ausentó el neuquino Guillermo Pereyra y el salteño Juan Carlos Romero, quien había firmado el dictamen de comisión. Completaron el número de los 36 la misionera Magdalena Solari y el porteño Fernando “Pino” Solanas.

Ya caída la sesión, el presidente del interbloque oficialista, Luis Naidenoff, tomó la palabra para señalar que los temas previstos para tratar este miércoles revestían “una importancia institucional enorme”, no solamente por el pedido de Bonadio -enviado en el marco de la causa de los “cuadernos de la corrupción”- sino por el proyecto de ley de extinción de dominio.

Para el radical se trataba de dar “una muestra muy fuerte y potente de seriedad institucional, de no corporativismo… me parece que teníamos la oportunidad de enviar una señal muy fuerte a la sociedad desde la política”.

“Creo sinceramente que los señores senadores que no están presentes, o estando presentes no dan quórum, tienen derecho de hacerlo, cometen un gran error. Potenciar y fortalecer la institución del Senado comprende un fuerte compromiso y fuertes gestos”, agregó en un mensaje directo a los legisladores que faltaron.

Luego habló el justicialista Miguel Pichetto, quien dejó sentada su postura: “El allanamiento es una medida de prueba, que no define ningún rango de responsabilidad, sino que es una tarea que realiza el magistrado, al cual no se le puede impedir llevarla adelante, en el marco de esta investigación, que es de carácter instructoria, preliminar”.

En su discurso, el rionegrino recordó que por impulso de su bloque no se dispuso el allanamiento a las oficinas de la senadora en el Palacio Legislativo y definió esa decisión como “un criterio de prudencia y responsabilidad”, tras lo cual ratificó que “hoy o el miércoles que viene nosotros vamos a acompañar esto”.

Asimismo, Pichetto reiteró su postura sobre la eventualidad de un nuevo pedido de desafuero, al sostener que “mientras no haya riesgo de fuga o impedimento en la investigación judicial, no veo la razón o el motivo por el cual se pueda detener a una persona de manera anticipada”. “Sí cuando haya sentencia”, completó.

Finalmente, cuestionó que “este es el allanamiento más publicado de la historia judicial argentina”. “Creo que no va a encontrar nada el juez, pero tiene el derecho a ir a verificar”, cerró, publicó Parlamentario.

La sesión se reprogramó entonces para el miércoles próximo. El temario de hoy incluía además el proyecto de extinción de dominio, un tema al que Cambiemos y el PJ llegaban sin acuerdo en la redacción final.

Con tecnología de Blogger.