Alemania: cómo la muerte de un joven de origen cubano generó una "ola de violencia racista" en Chemnitz, la antigua "Ciudad de Karl Marx"


En las noches, todavía alumbran las velas colocadas durante el día en un improvisado monumento que tensa la cotidianidad en Chemnitz, una ciudad sajona en el este de Alemania.

Está ahí desde el pasado domingo, cuando comenzaron las protestas que sacuden desde hace una semana la antigua "Ciudad de Karl Marx", llamada así durante la era comunista.

Es el lugar donde murió Daniel Hillig, un alemán de origen cubano de 35 años que, según los reportes de la policía, fue acuchillado por dos personas durante unas fiestas populares.

Parecería el tipo de sucesos que ocurren ocasionalmente en este tipo de celebraciones y que pocas veces trascienden la crónica roja.

Pero la muerte de Hillig dio paso a una de las mayores movilizaciones antiinmigrantes que se han registrado en esta ciudad desde que dejó de pertenecer a la antigua Alemania Oriental.

Y el detonante de todo fue un reporte de la policía que indicó que los dos principales sospechosos del homicidio del hombre de origen cubano eran dos solicitantes de asilo de Siria e Irak.

Desde entonces, las autoridades hablan de una "ola de violencia racista" en Chemnitz y las políticas migratorias de la canciller Ángela Merkel han estado en el centro de la polémica.
Según algunos reportes, varios inmigrantes han sido objeto de agresiones y la visibilidad de grupos neonazis y de extrema derecha se ha hecho desde entonces más evidente.

En una de las últimas manifestaciones del fenómeno, más de 4.500 personas marcharon este sábado por el centro de la ciudad, nuevamente con la mirada puesta en la llegada de refugiados.

Fue en el día en que Alemania recordaba el 79 aniversario del inicio de la II Guerra Mundial.

La nueva marcha
De acuerdo con los reportes, las manifestaciones de este sábado fueron convocadas nuevamente por varios movimientos de extrema derecha, entre ellos el partido antiinmigrantes Alternativa para Alemania (AfD) y el movimiento anti-Islam PEGIDA.

Fueron estos grupos quienes convocaron a las protestas que estremecieron la ciudad el pasado domingo y lunes, en las que se reportaron personas marchando con banderas del Tercer Reich o haciendo saludos nazis.

En esta ocasión, algunos coreaban "Merkel debe irse" y "Alemania para los alemanes, extranjeros fuera" mientras ondeaban banderas nacionales.


Con tecnología de Blogger.