Coparticipar el ajuste: las penas y las vaquitas (Opinión - por Juan Pablo Portugau)


El Intendente Cresto convocó a una conferencia de prensa el viernes pasado, en el que claramente dejó expresado su análisis sobre la situación actual y el escenario que se aproxima. De su exposición, que continuó en un diálogo con los periodistas que le realizaron varias preguntas, extraigo un concepto, no a modo de resumen ni porque considere que pueda tomarse como eje de su discurso, sino por lo preciso y contundente (descarnado): "el país está compuesto por familias" y "el ajuste lo pagan las familias".

En las arenas bailan los remolinos...

Cresto comenzó señalando varias medidas económicas que tomó el Gobierno Nacional (desfinanciamiento de CAFESG, tarifazo, eliminación del Fondo de la Soja, intención de eliminar la Tarifa Social de Energía y el Subsidio al Transporte, devaluación, inflación, etc), que fueron repercutiendo en ajuste. Al tiempo que enumeraba las medidas que desde el municipio se fueron tomando para garantizar el equilibrio fiscal, el fortalecimiento de los programas de inclusión y atención social, y las iniciativas de promoción y acompañamiento a los sectores productivos y comerciales.

Un degüello de soles muestra la tarde...

Al ir enumerando las medidas nacionales indicó cómo estas fueron repercutiendo en las economías de los Estados locales. Un caso concreto es CAFESG. El organismo contaba con un presupuesto similar al de la Municipalidad y realizaba obras en toda la región. Al quedarse virtualmente desfinanciado, los municipios ahora acuden al fondo provincial de obras públicas. "Le tiran el problema a las provincias", dijo.

Como en los '90, se transfiere el ajuste. Porque las medidas que se han tomado (y las que se están discutiendo hoy) no representan un esfuerzo del Estado Nacional, sino de los Estados Provinciales y Municipales. Para explicarlo claramente: la eliminación del Fondo Federal Solidario (Fondo de la Soja) no significa que Nación deja de recaudar por los derechos de exportación de la soja. Sólo significa que ese dinero no se distribuye más entre las provincias y los municipios. El dinero queda allá, en Buenos Aires, mientras que las obras que se hacían con esos fondos ahora deberán ser asumidos por los gobiernos locales.

Se han dormido las luces del pedregal...

"Las variables de ajuste no pueden ser los municipios", señaló el Intendente en la conferencia de prensa. Se preguntó por el grado de federalismo del país (¿acaso no es ese el debate intrínseco desde el primer día de nuestra Patria?, pregunto yo) y afirmó Cresto: "Cada vez somos más unitarios, y se está profundizando muchísimo más en estos días".

"No tengo dudas que el Gobernador Bordet está haciendo el máximo esfuerzo posible", agregó y puso en duda si "ocurre lo mismo en provincias donde el Gobernador es del mismo signo político que el Gobierno Nacional".

Las penas y las vaquitas...

Fue entonces cuando dijo este concepto que yo llamo descarnado, política sin eufemismos. "No vemos ninguna ciudad viable con estas medidas que afectan directamente a las famillias" sino "cambia el rumbo económico".

Personas. A eso se refiere Cresto. A lo real. Contó que "uno recibe mensajes de familias que tienen trabajo, que piden ayuda, y cuando les decimos que vayan al ex Policlínico, te dicen dónde queda eso. Se trata de personas que nunca pidieron ayuda, y ahora lo están necesitando".

Personas. El tarifazo eléctrico lo pagan las familias. Resignando, como siempre sucede cuando hay ajuste, primero ciertos "lujos" como ir al cine, o comprar un libro, o comer asado todos los fines de semana. Si se viene un tarifazo en el colectivo, el ajuste lo pagarán las suelas de los zapatillas de los trabajadores, que se desgastarán más rápido.

Personas. El Estado Nacional es una virtualidad. Es la sumatoria de los Estados provinciales y municipales. Es una concepción que articula, consensúa y equilibra para el desarrollo en conjunto de todo el país. O eso debería serlo. Eso es, en resumen, el federalismo. Pero cuando lo único que se articula es el ajuste, cuando lo que se coparticipa y se transfiere a las provincias y a los municipios es ajuste, los que deben hacerle un agujero más al cinto son las personas. Porque son las personas, en definitiva, quienes conforman la Nación.

Amalaya la noche traiga un recuerdo...

En la casi una hora que duró la conferencia, Cresto deslizó pocas críticas. Más bien contextualizó el presente. Y subrayó: "los intendentes enfrentamos la crisis pero no estamos sentados en la mesa donde se discute la política económica".

"No queremos discutir en el presupuesto solamente gastos", le dijo al Gobierno Nacional el Gobernador Gustavo Bordet, "queremos discutir ingresos porque si por un lado se siguen aplicando recortes a las provincias queremos que por lo menos se garanticen que no perdamos recursos". Eso es, en definitiva, federalismo. Lo otro no.

Con tecnología de Blogger.